martes, 17 de noviembre de 2009

Eureka!

Ya se que puedo hacer. 
Ya se que quiero hacer con este espacio.
Usarlo como una catarsis de palabras y pensamientos para limpiar toda aspereza de la mente.
Otros espacios del Jardín ya fueron contaminados con pretensiones, con expectativas y así llega un punto donde quizás uno se engaña a si mismo. 

Un espacio que no es conocido, y por eso la libertad de no tener que justificar una dirección. Cuando se puede tenerlas todas.
Contradecirse y aceptar lo repugnante, lo oscuro, optimista, ingenuo que uno es.

Época de Crisis.
Estoy empujando un elefante para que suba una escalera.

Y sé que las palabras, el reflejo que ellas hacen, 
el reflejo de ideas espejadas van a ayudarme.


2 comentarios:

luliexperiment dijo...

el elefante va a subir y sino igual todo esto sirve para el ejercicio de estar siempre motivados a empujarlo!

besinesss

ochopante dijo...

Gracias lu... recien veo este comentario :D